30 enero 2015

de donde viene el poder



se acabó la temporada
en que la estupidez
me ganaba por goleada
ahora estoy mejor parada
pero no es que me frene ninguna
situación, es que elijo tomarme
en serio el deporte de la acción
ya no desperdicio agua, tampoco humo
sé de tu maldad y me regodeo,
la veo debilidad
tengo cada vez menos
para ver las cosas más sencillas
todavía algunas no supero
el uso de ciertos tiempos no tolero
¿debería? estoy contenta
estoy alerta en este nuevo acceso
de profundidad y no estoy contando
nada concreto
esta vez no voy a luchar
no hay en el horizonte ningún rival
tampoco esperes que acá
vaya a hablar de mi cuerpo
ni de las fotos que me saco comiendo
ni de las que le saco a la comida -no
esos sí que son los temas
menos interesantes del universo
pero con toda esta negación
quiero decir que la magia...
la magia existe
y que está dentro del pensamiento
así que mucho cuidado con lo que creás
pero no vayas a dudar
si no lo querés verse desplomar.
ahí viene, lo estoy sintiendo
parece que brilla
entonces recuerdo la época del policial
el trabajo lo hacíamos cuerpo a cuerpo
cuando creíamos que en el centro
estaba la clave, pensábamos
en algo simple y algo agotador.
anoche alguien me dijo: en realidad,
estamos hablando de joyce
pasado de lo privado a lo público
¿pero quién se tomaría el trabajo
de leer con atención
el fluir de la conciencia del otro,
cuando no puede, simplemente,
hacerse cargo
de su propia mente?

21 enero 2015

new age

Otra vez estoy baja de energía, debe ser por mercurio retro o porque me olvidé de comprar espirulina hace una semana. Descubrí que tengo que hacer grandes cambios si pretengo llevar una vida armoniosa. Tengo que evitar juntarme con gente tóxica que me chupe la energía y que mantenga las frecuencias bajas. Aunque eso no es suficiente, estar bien es un trabajo de todos los días. En la oficina tengo compañeras que llevan la mala onda como estandarte, atienden mal a los pacientes y siempre le están sacando el cuero a alguien. Yo ya aprendí a ponerles una barrera y dejo que eso no me influya en mi forma de manejarme con el público y en general, pero hay días en los que no puedo evitar estar débil... Por eso me compré una turmalina negra. Dicen que eso ayuda porque dicipa las malas vibras externas e internas, lo leí en internet. Después, como quería saber más, me emocioné y me compré la Biblia de las piedras. La tengo que chusmear más seguido, ya sé, aunque no tengo mucho tiempo para el autodicactismo. Todas las mañanas me preparo un jugo de naranja con espirulina -cuando tengo- y me voy a yoga. Siempre me pongo ansiosa por llegar a la parte de la relajación, o sea la meditación. Esta última semana estuve visualizando cosas increíbles, una nave plateada intentaba abducirme, pero se ve que estaba tan pesada energética o físicamente que no lograba su cometido: una bola gigante de luz me sostenía como haciendo fuerza y luego me caía de un porrazo al suelo. Lo último que veía eran mis rodillas ensangrentadas. Entonces me quedé pensando: ¿qué estaré haciendo mal en mi vida? ¿qué me está queriendo decir esta sabia nave durante la meditación? Se lo comenté a Paula y me dijo que evitara buscar significados en internet sobre esas cosas porque siempre mandan cualquiera, nadie tiene la posta. Creo que Paula está rara, demasiado depre últimamente y me hace mal juntarme con ella. El otro día, mientras estábamos tomando mates, le sugerí que probara con unas sesiones de reiki para poder equilibrar sus chackras. Pero me dijo que no tenía plata, que las están cobrando demasiado caras y que entonces su salvación tendrá que esperar. Sentí una pena inmensa. Me dieron ganas de regalarle un par de sesiones, pero me rescaté que necesitaba esa plata para pagarme el curso de aromaterapia y desistí. El mes que viene quizá pueda regalarle un tratamiento con flores de bach, algo que me salga más barato. Mi reikista también las prepara y como tenemos confianza es probable que me las deje a mitad de precio. Es necesario buscar descuentos que nos permitan estar bien. Hay que mantenernos en órbita. Por eso intento hacerme amiga de todas las facilitadores de terapias alternativas que puedo, esto me lo propuse cuando descubrí que se me iba más de la mitad de mi sueldo en estas cosas. Tampoco es que viva mal, ni que me falte nada, entiendo que es un servicio que me brindan al alma. Paula dice que me están robando, pero ella siempre le ve el lado negativo a las cosas. Hay personas que viven de esto, de hacerle el bien a los demás. De eso se trataba la nueva era de acuario de la que tanto hablaban los libros, le explico; pero ella no entiende, o no quiere entender. Dios santo, qué mujer tan obstinada. Me tendría que alejar ya... O de a poco. O ya. No la soporto más. A partir de ahora sólo voy a juntarme con gente despierta, que esté en mi misma frecuencia.

13 enero 2015

visión-casa

No me puedo detener en nada. Es mi nueva forma de profundidad. Pienso en cómo viaja la información a través de mi cerebro, dendrita por dendrita. Después de que llega a destino: una desconexión. El año pasado fuimos a una muestra de Joseph Beuys y -aunque fue hace mucho tiempo- recién ahora puedo hablar de los efectos. Nos paramos frente a una obra que contaba con tan sólo tres ladrillos e intentamos desplegar una significancia. El arte contemporáneo pone en jaque tu realidad e irrita la visión burguesa. Y sí, así después nos sentamos frente a un video sin comentarlo. Más tarde dije: a mi lo que me impresiona es su postura política ¿Se podrá hacer arte sin ideología? Yo creo que sí, aunque para muchos hay ideología en todo-flotando-inconsciente. No sé, todavía no sé. Escribir mal puede ser una postura ideológica. Si te pregunto cuál es tu postura en este lío, me vas a responder: construir versos potentes. Pero ¿cuál es tu reacción frente a la impotencia? Tracey Emin desprende su arte de forma orgánica, dice que es algo que le nace del cuerpo y es -a su manera- un exorcismo emocional. Y eso, eso también puede ser una pesadilla. Una noche tras otra de pesadillas. 
Busco algo mientras duermo y en ese quehacer me tapo hasta el cuello con dos frazadas, haga el calor que haga. La otra noche abrí los ojos y te vi dormida jugando con la frazada. La frazada formaba una enorme panza y vos jugabas a estar embarazada. Embarazada y dormida. Mi mamá colecciona esculturas de embarazadas desde que tengo uso de razón. Entre otras cosas googleo: ¿cómo ser un acumulador en el siglo XXI y no sentirse pesado? ¿Qué pasaría si viene un tsunami y se lleva a su paso tu colección, en la que depositaste tanto amor? La mayoría de mis pesadillas tienen que ver con tsunamis (del japonés «津» tsu, puerto o bahía, y «波» nami, ola). Una masa de agua inmensa y abrumadora que me detiene en el espacio. Desde que estoy casada con el psicoanálisis veo todo desde el psicoanálisis y pienso: agua > líquido amniótico > conexión materna > ¿desconexión? < cordón umbilical. Hay algo retorcido en todo esto que me hace estar: a) enojada b) confundida c) todas las anteriores y frustrada. Pero, ¿cómo puedo estar tan segura? Primero viene una emoción y después la otra, o todas juntas en un licuado del estilo atorado en la puerta del estómago. Estoy pretenciosa, no soy. Me obligo a descartar a las personas cuando tengo conversaciones del tipo:
yo -¿Creés en los extraterrestres?
x - No
Así no puedo. Ayer tomaba sol y pensaba en la obra de Tracey Emin Everyone I have ever slept with 1963-1995. Siento profunda admiración por su arte, pero esta obra  en particular me pone en un estado de goce. Primero por la carpa (carpita > casita > conchita. Ok, basta de Freud) y segundo por utilizar nombres. Se mezcla lo íntimo e intenso con cierta despersonalización. Es decir, ¿qué es un nombre, algo vacío pero a la vez concreto? Los que no entienden son los únicos que pueden sentirse atacados. Y acá los estados de neutralidad tampoco valen. No hay que sentirse en la obligación de explicarlo todo, pensemos: el lenguaje no puede expresar la obra, entonces dejemos de recurrir a la simbología barroca. Al fin y al cabo, para poder ver arte en el arte se necesita: la falta de fe en el lenguaje sumada a las ganas de correrte de tu visión-casa.

06 enero 2015

hago vista previa

de lo que será el año
durante la primera tormenta del verano

parece que algo está naciendo
sobre algo que está muriendo
pensemos en bebé, edificio o ley
y así igual andamos
con el escepticismo al palo
ya no distinguimos si es
perfo o apropiación
signo y explamación
entonces nos saludamos
mientras pasamos estas vacaciones
en la costa de la locura,
intentando juntar plata y que nos crean
que descansamos pero
nunca dormimos tranquilos
sin tener las puertas cerradas
con traba, pasador más la cerrajería
del montón no te olvides
de desloguarte para la ocasión
podés, tenés que actuar como que podés
sobre el mismo segmento,
no quiero ubicarlo en el tiempo
salgo de compras con una amiga
y me gasto la plata que no tengo
en una feria americana, en piedras
la excusa es el equilibrio
ya no tengo nada
nada en qué pensar
no imagino mi futuro
no recuerdo mi pasado
en este punto cero cero
me propongo ir a terapia,
dedicarme a la depresión
o a alcanzar el nirvana espiritual
cualquier cosa con tal
de hacerles creer que sí
tengo un plan
aunque ahora
ahora sólo estoy escribiendo
para salir de afuera
hacia adentro
por qué necesito tanto de la abstracción?
un nuevo signo de exclamación
necesito llegar a la superficie
sin ser vista
no me interesaría alardear
que pude sola
con esta licuadora
bajo las olas
pude sola

05 enero 2015

robot intenso

Hace poco descubrí que hay dos formas de vivir la vida: ser intenso o ser robot. Podés vivir tranquilamente pensando que el sentido de la vida está en cumplir con distintos proyectos que te proponés a corto plazo y con eso estar bien, sin meditarlo demasiado. Fui por ese camino en busqueda de la felicidad y me compré unas zapatillas tornasoladas en el nikeshop que me hacían delirar por semanas. Cuando ya las tenía dentro de una bolsa, caminando por la calle, no me sentí enamorada. Para no enloquecer podría haber continuado por ese camino. Más tarde metí al mar y quise llegar a lo profundo. -¿Dónde estará el amor?- me pregunté. Quizás llegar al amor sea parecido a atravesar las olas antes de que rompan. Obvio, nadie quiere quedarse en lo picado, pero estaba en un campeonato de surf y me tuve que conformar con el oleaje de sobra ni interferir en ninguna maniobra. -Que nadie salga lastimado, por favor: los freesurfers y los bañenses permanezcan alejados de los competidores- repetía incansable por micrófono el vocero del torneo. Mientras tanto, mi papá musicalizaba con los doors y los ramones. Yo me alejaba y me hundía, me alejaba y me hundía recordando el sentido de la vida y los chistes de mi hermana: lloraba y reía. En el medio de tan inmensa confusión me rescaté: soy la narradora de esta historia, prefiero que pasen otras cosas. Una drag queen se me acercó en el agua (entre despatarrada y tratando de mantener su perfo), me ayudó a salir. Tomamos unas caipirinhas y le dije -odio este trago, en Brasil lo odié. Ahora me adapto-. Seguimos con una ronda de mojitos y en eso aparecieron otras drag queens amigas de ciertos competidores que sólo (lo dijeron enfáticamente) vinieron con el propósito de hacerles el aguante. Me preguntarón quién era, qué hacía ahí. -Estoy jugando a ser una poeta maldita en esta playa, pero vengo en son de paz y hace mucho que no escribo- respondí. Ellas, muy satisfechas, me pidieron que escriba sobre sus vidas sufridas y terminamos siendo amigas. Al otro día me agregaron al facebook, me invitaron a una fiesta glam de fin de año. Entonces llevé el vino caro que compraron mis papás para esa celebración. El vino que me estoy tomando ahora porque estoy triste y me lo merezco.

una especie de complejo kobe bryant

o todo lo contrario: sólo brilla en equipo
no tiene luz propia y cuando está sólo
se deprime, se queja, se aisla
abre una ventanita y le dice a alguien:
está todo bien!
no me rescaten!
después ya está
otra cara y a otra cosa
mariposa
por eso le dura un día
la autocompasión
se le desinfla
queda chiquitita ni a la mitad
de su orgullo ay cosita
ay cosita le dice como si entendiera
como si no le diera igual
le da igual? el lugar
adonde meterla
ya lo veo venir
ahí lo veo venir
o tengo la imaginación
más hija de puta de todas
eso que tenés entre las piernas
es un portón? qué pasa si apreto este botón?
no sé cómo abrir, le dice la chica
de remera verde, le sonríe y se va
sin dejarlo contestar
querrá que la persiga? quién se piensa qué es?
quién se piensa que es él? kobe bryant?

pogo