24 mayo 2013

Estados alterados I

Si es que existe el éxito, estoy segura de que todos manejan el significado equivocado.

Noté que perduraban los jazmines en mi piel mientras que en cada intervalo del semáforo se fugaba una canción (entonces ¿cuántas intenciones se pueden evaporar en un silencio?). Enraizada solo a diez centímetros por debajo de la tierra, dirigí miradas de agobio dentro del colectivo. No me sentía bien en ningún lugar, por la misma sensacion de estar tironeando de mis raíces, pero hoy... Hoy son estables ¿Y el entorno? Eso es otra cosa.

Una vez me dijeron que uno ve lo externo como se ve a sí mismode esta forma pienso que soy una observadora incansable, pero no se confunda, por favor, con enjuiciosa. Aunque podría descartar completamente mis observaciones en estado alterado, y con esto quiero decir: droga. 
Acabo de exclamar "¡Últimamente tengo que drogarme mucho para estar bien!". No hay paradojas en esto, no hay mensajes ocultos, estoy bajo el paradigma de saber lo que significa estar bien. Toda esta oscilación es producto de quien sabe que irrisorias formas. Entonces enciendo un cigarrillo, me gusta, lo detesto, lo apago, me arrepiento, lo vuelvo a encender. Entiendase de lo que estoy hablando:

Efectos adversos
 Su uso excesivo, además de cronificar el dolor, puede producir alzas de presión arterial, vasculitis en los dedos, que se ponen azulados, depresión, falta de concentración y de memoria, trastornos de sueño, palpitaciones, e incluso riesgo de accidente vascular e infartos

Además, debería aclarar las ganas de salir corriendo que te nacen de no-se-donde. Tuve que cerciorarme de no ser la única desequilibrada ante esto, así que le pregunté a otras personas que la consumían sobre más efectos adversos:
-Incapacidad para terminar una acción.
-Invasión de pesimismo.
-Tristeza profunda.
-Vacío existencial.
-Ansiedad sexual.
-Insatisfacción general.

19 mayo 2013

sos la constante

Decidí que si no fui perfecta en presencia, lo seré en ausencia.
¿Pero como borrarme, como se borra una huella en el camino?

Antes de cumplir dieciocho años, rompí mi amistad con Freud sabiendo que en los sueños no me ayudaba. Y de la misma forma en la que uno se dio cuenta de como cerrar una puerta, aprendió también a trazar un sendero de verosimilitudes, siguiendo la intuición o el instinto. Ambos me acercaron morder la verdad, y con esto quiero decir: tragarla, saborearla, digerirla. Por eso escribí hace un año: Me da asco toda esta m!"$#% de sus lenguajes psico-filosóficos, porque no les creo, porque no los quiero... A pesar de haber tenido que atravesar lo ensordecedor, parecía que la recompensa era aún mayor,  entonces me uní al coro de los ensoñadores. Allí solo existía el éxtasis, con un mensaje titilante que siempre debía recordar: todo es un proceso.

Pero hoy es esa misma propulsión latente en mi, la que enfoca mi atención en cualquier emanación externa, sin que pueda salir eso: lo no dicho, lo que no puedo terminar de decir. Así el viento mueve las hojas, las cortezas sensibles, las copas son maleables y la vegetación adquiere ese rojo-amarillo-grisáceo emblema otoñal. Todo lo mueve el viento, mientras una ramificación dentro de mi pierde vigor. Con todo este presente me di cuenta de que existe algo peor a que te rompan el corazón, y es esa exposición constante a la desilusión permanente.

12 mayo 2013

otra cotidiana que no soy

Mientras lavaba un souvenir que me traje de Brasil, me acordé de las almas desapegadas que trabajan en turismo. Allá, el se había despojado de todas sus comodidades y caprichos para vivir una vida bien livianita, decía, una vida que tenía como emblema el amor libre. Aunque bien sabíamos que esto se hubiera podido tomar como un concepto mal usado, o habladurías que son cliché. Lo que no sabíamos era que detrás de todos esos ejemplos desapegados, existía algo de lo que huían. Lo no sanado.
El le pidió a ella que, disimuladamente, se olvidara el corpiño. Un año después, ella se estaría lamentando, y no por el corpiño. El estaría corriendo, casi sin pensar, hacia otro país buscando una libertad,

una libertad que lo estremeciera al punto de causarle vértigo.

Hoy ellos son piel de mil heridas, piel de mil proezas. Pieles que aman, en la intensidad de un instante, sin aferrarse a nada más. Cada espectro que pasa por sus vidas es una proyección de todos sus miedos. Una reverberación de lo que aún prevalece, en el silencio, aún prevalece.

01 mayo 2013

+

Estás sucia,
la suciedad te une a la ceremonia de salir:
para ponerte el saco.
Así vas rozando la comisura del
agua


1

pero te haces una con las matas
en el silencio escuchas el alivio y como señuelo
hundís tu inocencia con el oscilar de las algas
no naufragas, no te pones histérica
serpenteas el nudo conteniendo el
aire
serpenteas las matas, el alivio, el señuelo
cuando tus ojos se abren abriendo
las puertas con las llaves tocando la
tierra


2

tus movimientos que buscan
la vida
la vida
te busca
tu cuerpo
tu cuerpo
te busca
el reflejo
el reflejo
te busca
el lenguaje

tu fuego

pogo