30 diciembre 2013

dicen que en el mundo la sangre
corre a toda velocidad

hice la prueba
me corté la yema del dedo
y la sangre no salía
me hice un corte más profundo
y la sangre no salía
agarre una aguja
me pinché el mismo dedo
y la sangre no salía

quizás lo cotidiano sea ciencia ficción -escucho-
¿estás llorando?
quizás la realidad sea ciencia ficción
quizás toda esa gente llorando sea ciencia ficción
quizás toda esa sangre corriendo sea ciencia ficción
quizás no tengas que comprobar nada


29 diciembre 2013


te dije
amor
canasto de mimbre
y no escuchaste

estabas tranquilo fusionándote
en la selva cortando el pasto

te miré y quise reír:

tengo que decir lo que pienso
tu cabeza es como una palmera
quedarías perfecto viviendo ahí afuera

y yo acá
adentro de mi
murmullo

/que quede claro/

vi tu cuerpo seco en una bañadera
es una postal, me dije,
una postal de otra primavera:
ya hiciste demasiadas cosas sin compromiso
ya alimentaste suficientes vicios
ya dijiste amor de mi vida en cada rivera
como quien dice sacate de nuevo esa remera.

en la manifestación

vos pensás que el romance es
una corriente eléctrica
que mueve los cuerpos
cada vez más ansiosos
con el pie en el acelerador.
todo va demasiado rápido:

el encuentro y la repartida de bienes


esto no tiene nada que ver con el amor
no tengo pasta de pista ni de conductor
desconecté el timbre y cualquier difusor

es obvio
todo lo que dijiste fue un motor
que me impulsó en otra dirección

ahora con tu nombre estoy tejiendo
un relato de guerra

/que quede claro/

no me quiero quedar a juntar tus pedazos
no te creas que no sé que
estás roto



en todos los vestidos bordaban no me olvides

en 2012 me dijiste:
estoy escuchando los smiths,
como todos los feriados
en 2012 te dije:
para mi, todos los días
son iguales, solo me guio
por el horoscopo semanal
de mia astral
en 2012 me dijiste:
venite a mi casa, una semanita
te esponsoreo, no importa si
no tenés plata. venite dibujamos
sacamos fotos, te invito a
recorrer belgrano
en 2012 le dije a mis amigas:
creo que necesito cambiar de aire

en 2013 me pregunto:
¿qué pasa cuando te moris?
¿al mes todos te olvidan?

27 diciembre 2013

cotidiana 40

 la despierta un mensaje de texto / piensa que hoy está liviana / se acuerda de lo que le dijo camila / camila le dijo que tome un vaso de agua todas las mañanas / para el equilibrio del universo / cree que quizás el universo sea su cuerpo / come una naranja / pone la pava en la hornalla / se lava la cara / piensa que lo más importante en esta vida es la poesía / piensa que lo que no puede faltar en esta vida es el mate / no entiende / piensa que no entiende cómo existe gente que vive sin poesía y sin mate / toma mate / mientras recolecta por toda la casa lo que va a entrar apretado en una mochila / se ata el pelo / se pone la malla / se pone un enterito a rayas azules y blancas / sale por la puerta de atrás / chequea las ruedas desinfladas / toma la bici por el manubrio / antes pone la mochila en el canasto / saluda a las perras / abre las rejas / saca la bici / cierra las rejas / piensa en que tiene que ser mas práctica / pedalea / pedalea / pedalea / frena en la bicicletería / pide que le inflen las ruedas / le da un peso al bicicletero / el sol está fuerte / quiere transpirar / pedalea / pedalea / pedalea / piensa en que el enterito es demasiado corto / que seguro se le ve todo / piensa que a veces le importa / piensa que a veces no le importa / piensa que se va a meter al mar ni bien llegue /  piensa que todavía no transpiro y ya llegó a edison  / pedalea / pedalea / pedalea / se encuentra con una calle llena de agua estancada / pedalea / se moja toda / piensa qué asco / piensa que al rato ni se va a acordar / en la subida de mogotes pierde el corazón / pedalea / pedalea / pedalea / toma agua / pedalea / llega a la costa / pedalea / está pensando en meterse al mar / pedalea / pedalea / frena en la playa / baja la bici por los médanos / se sienta / caro no llego aún / piensa en qué hace la gente que dejó de fumar mientras espera / se come una manzana / saca boquitas pintadas / toma agua / ojea el libro / se olvidó el protector / llega caro y su hermana / comen frutas / comen una ensalada de zanahoria / van al mar / amagan / vuelven / toman mate /  toman mate / toman mate / piensan que en las playas del sur siempre hay alguien del colegio / se pone a leer / después hablan de que el tarot siempre tiene la posta / habla de relajarse / habla de la maldición de la p / habla de que quiere que esté todo bien con todos / y no sabe cómo / se meten al mar / la revuelca la primera ola / sale / piensa que el mar está violento como en río de janeiro / hace frío / cambian de playa / van al 1 punta mogotes / se tiran al mar / todo lindo / comen unas tostadas / piensan que la música es una mierda / pero todo bien / hacen planes para año nuevo / conexión con el mar / el mar es lo más importante / se despiden / toma la bici con el canasto vacío / pedalea / pedalea / pedalea / piensa que sería bueno conocer de memoria el laberinto de mogotes / saber que calles tomar con la bici / piensa que tiene que dejar de desear / piensa que con p1 ya fue / con p2 no sabe: pero que esté todo bien / con p3 la mejor / pero a p4 le metería una denuncia / lo bloquearía de whatsapp

23 diciembre 2013

mi hermana mira keeping up with the kardashians
y me dice: lo que escribis es una porquería
qué bueno, le digo, qué bueno que cada persona
tenga su podio individual de porquerías
Anoche fui a una muestra de percusión africana. Tuve una revelación pero la olvidé ni bien abandoné el lugar. Tenía que ver con la liberación del cuerpo, la gente capa y yo que sé. Me venía preguntando cosas hace una semana y me parece que ya está, que ya no hay más preguntas. Pasó algo que ni yo sé. Había estado comiendo frutas todo el día y después en la muestra tomé cerveza. De ahí, nos fuimos con Caro al cumpleaños del papá de Flor. Tomé fernet y me sentí verborragica. Generalmente el alcohol no hace eso conmigo, pero pensé que quizás tenía que ver con un poema que habíamos escrito esa tarde. Decía algo así como verborragia vs. bajón. Después caminamos con unos chicos que estaban en el cumpleaños hasta la playa. La música me parece que era bastante cualquiera. Seguimos tomando fernet. En un momento me di cuenta que se me estaba por apagar la tele, entonces me tomé un taxi a mi casa. Cuando llegué sabía perfectamente que no me podía acostar así. Pensé no puede ser, tiene que existir una fórmula para acabar con esto, una fórmula para vencer la borrachera, que se vaya de mi cuerpo y que no sea vomitar. En este caso, no funcionaba la teoría que habíamos inventado una noche bailando Sara Hebe: activar las manos cuando alguien está especulando o apoyarla en una superficie plana. En ese tiempo todo tenía que ver con la buena suerte y la mala racha. Pero esto no era lo mismo, no podía activar las manos ni darme cuenta si alguien estaba especulando o no. Entonces dejé prendida la luz y me quedé enfocando un objeto. Pensé en que podía depositar toda mi noción de belleza en un objeto, que no alcanzaba con focalizarlo y nada más. Así que lo hice, decidí que toda la belleza que hay en el mundo iba a estar ahí, donde yo estaba mirando. Es más fácil memorizar los detalles cuando creemos que hay belleza en ellos, una belleza innominada y externa. Yo sé que esto te suena a algo que ya escribimos. Me levanté fresca, como salida de la pileta. Mi objeto de belleza era una lámpara de bajo consumo, por supuesto. 
A veces pienso: ojalá leas mis poemas y creas que son estúpidos, pero que tienen una belleza innominada y externa, que te hacen acordar a algo que ya viviste.

22 diciembre 2013

veneno*

estás como entrada de clínica
intensa
te preguntas: ¿para qué?
o no te preguntás nada
no sé
masticas las gomitas del teclado
mostras todo lo precario
orgullo y cortesía burguesa
a todo decís sí sí sí o
no, mi condición no me lo permite
estás atento a la marea de la moneda
del otro lado hay otro mundo
lo sabes, en tu mansión hay una sala
con piso hueco
un pasadizo hacia lo oculto
ahí estoy yo

guardada y ocasional

estoy revolviendo todo
para encontrar algo
a ver si doy con mi reflejo
en estas habitaciones vacías

cómo puede ser
que el cielo esté tan lindo
y yo esté tan en blanco

no puedo verlo, pero lo sé

el mundo me exige
que me mueva mas rápido
me avisa que el agua
se hirvió mientras yo respiraba
a otro ritmo

un ritmo plausible
tengo que seguir revolviendo

cómo puede ser
que el cielo esté tan lindo
y yo me esté riendo a carcajadas

todavía no puedo asimilar lo careta que sos:

te pregunté cosas mientras
te enterraba con desinterés
quería saber cómo estabas
capaz que podía ayudarte
o intentarlo
capaz que podías
dejar el chupete
dejar el veneno
dejar las drogas
capaz que podíamos
hacer algo no tan sacado

igual
no me pienso matar por vos
dice el chary

ni siquiera estoy confundida
estoy haciendo otros manejes

20 diciembre 2013

planes para este verano

desayunar cuatro naranjas
leer a dostoievski
con los pies en la pelopincho
meter la cabeza en el agua
como los perros
encontrar personajes de la vida real
en la literatura
hacer té helado de manzana
y tomarmelo como tereré
fotografiar mentalmente
los movimientos de los cuerpos
en verano
numerar las diferentes formas
de sudar
leerlos a todos pau sa da men te
sentirse rara y tomar
un helado de pan dulce
decirle a todo lo que no
si
desear que febrero sea un carnaval
bajtiniano
hacer un plan maestro para acabar
con la academia
ser valiente
andar en bici durante las horas
pico de calor
sentirse loca y meterse al mar
volver a nacer
escribir un poema giallo
tener poderes
respirar agua e inspirar aire
inventar una forma de estudiar
tocando páginas
juntarme con amigas a pintar
premiarnos con vino y sandía
vengo arrastrando períodos de distorsión
entrecortados por el ruido del tiempo
a tiempo los guío a todos si me quieren
a lo que quiero

querer puede ser bancarse este capricho

algo no está bien
estoy viviendo en el patio y en pijama
viendo las plantas secarse y desprenderse

estrepitosa
permanece mi noción

la ruptura del espejo
se da mar adentro
adentro soy el mar
y tengo vidrios
ojo

si te digo perro
¿te comes la raíz?
voy a reinvertirme
los ojos sirven para recargar objetos
pero yo estoy tirando volteos
de electricidad innecesaria

patina mi mente citando
con vos todo raro
como el sol fucsia de esta mañana
todo raro

¿seré demasiado liberal?
no puedo tener perros
y sillones
gatos
y sillones

me estoy comiendo todos los sentidos

no sé si quiero
vivir la vida perro
decirlo todo en otro lenguaje
y después callar
o
vivir la vida gato
lamerte morderte
y refugiarme en tu ombligo


16 diciembre 2013

te doblo como una fotocopia
que aprendí de memoria
si quiero te tiro a la basura
si quiero te resucito
te recito
te diste cuenta
tu cuerpo no es necesario
acá
va perdiendo cotización
en bolsa de a poco
en la bolsa del valor real
lo voy volver a pensar
otra vez
lo voy a pensar
como personificación
de una lengua esclava
la impresión de tu deseo
no es otra cosa que una
reproducción de lo que exige
el mercado temporal

cuando un verso de A.A.
no me dejaba dormir
me levanté,
se lo leí a mi hermana
y no lo entendió
me dijo 'no puedo entender
con tantas cosas en la mano'

en días como hoy
no se puede entender
con o sin las cosas
ni siquiera con la música
de la cual nunca entenderé nada
porque hasta la más liviana
choca contra sus semejantes
cuatro paredes
cuadrado concéntrico
en el humo de esta
inflación perpetua
gobierna una sensacion térmica
descompuesta hace siglos
se olvida que necesitamos aire
para poder respirar

tranquilo
estoy nombrando todo lo que no
es necesario que entiendas

09 diciembre 2013

desarme

para desarmonizar toda la casa
tenés que decir
te quiero te quiero te quiero
tres veces seguidas
apelando a una persona
que se fue de tu vida

lo digo mientras lavo infinitos frasquitos deseando
el desarme, todo lo que es acumulativo detesto,
quiero estar tirando cosas todo el tiempo
- tirarte a vos, por ejemplo -
sin escuchar el ruido prolongado del vidrio romperse,
del plástico romperse, de mis ganas romperse

no quiero usar cualquier palabra,
así que no voy a decir nostalgia
es más bien un estado de rareza
que entra como encantamiento
y lo absorben estas paredes porosas

mi papá que no para de hablar
y desembolsar fotos y boletines
de su primaria creo que extraña
sentirse chiquito sentirse diminuto
el guardapolvo las piernas firmes
a los pies de su tía
y la complicidad de un hermano
que ya no está

estoy escribiendo algo que voy a tener que borrar

creo en cuando me toca hablar de lo que duerme
bajo el polvo de la casa en el fondo sé
de lo que estoy hecha paso horas paso
días excavando en sus profundidades
al final o durante el proceso algo se pierde
siempre algo se está perdiendo por eso
me la paso excavando buscando
cosas perdidas que voy tirando







mordiendo el cerámico azul

lo imaginal:

adentro
construimos un edificio para poder hablar de el.
tiene todo lo que necesitamos: dos ascensores
paredes de cerámico azul, una escalera que
simula ser un caracol con salida al sol, y
lo más importante: departamentos
ordenados por forma y color

lo material:

nos distribuimos perfecto: a la forma del tacto
porque siempre me fue tan fácil entenderme
en la superficie de la piel del otro a lo
que la forma del cuerpo gesticula
y que me digas que te gusta
como me muevo y que
yo no responda
pero que
piense
que

debes ser más real que cualquiera

lo imaginal:

incluso si yo estuviera hecha de vapor
vos seguirías así de real diciendome
que te gusta como me muevo aunque
yo me sustraiga y quiera encontrar

lo material:

adentro,
en tu lengua la palabra viva vos seguirías
ahí hablandome de como me muevo
siendo real porque vos sos el que
está vivo en las palabras que me
mueven

mostrandome tu remera de E.H.

al oído te digo
ni una palabra a nadie
todo esto es para vos

el juego de iniciación fue:

improviso tanteo el panorama
caigo en tu casa la verdad
me pareces bastante lindo
y mi curiosidad es tan profunda
como el detalle de tus dibujos

sonó completo color amarillo
mi deseo insondable
se resistió y cedió
cedió y se resistió

en el fondo creo que me conoces bastante
me conoces quizás de otra vida
demos crédito a la fantasía
vos fuiste jim y yo pamela
pero ahora no te persigo
ahora contemplo

no podría capturar
ni en mil fotogramas lo que nació
del amor para ser total expansión

cuando te fuiste a uruguay
te escribí un poema de amor
¿sabés? después, se lo terminé
dedicando a otra persona
bastante cualquiera ¿eh?

no importa,
me regalaste la piedra del corazón
que todavía tengo en mi escritorio
y eso me hace pensar:
quizás me querías en serio

igual está todo bien todo ok
ayer me di cuenta que sos
una de esas personas con
las que las cosas no podrían
estar de otra manera

así me acaba de llegar
un mensaje tuyo diciendo:
me acuerdo de vos
cuando escucho invisible
y yo te digo
me acuerdo de vos
tengo un dibujo tuyo
tengo tu wild moment
y

creo que no existe forma mejor para que dos personas se recuerden




07 diciembre 2013

catete / botafogo / cardenal verde / siqueira do campos / cantagalo / ipanema

29/11/13 10:56

esta mañana
cuando me miré en el espejo
pensé en que no soy
lo suficientemente linda
ni lo suficientemente fea
como para lograr algo

06 diciembre 2013

lavo ropa
mientras la veo girar pienso
ojalá enamorarse fuera como
centrifugado de lavarropas
necesario, útil, dinámico
pero al finalizar el lavado
quedamos secos
y con una sensación
inconciente en la
superficie

que no sea amor o colores brillantes

a veces no puedo parar de escribir
poemas cursis con los que no me identifico
pienso pienso pienso
me hubiese encantado ser tu yahoo respuestas
en otra época, ahora no quiero responder
a tus preguntas, porque no las sé
escribo para sacarme las cosas de encima,
me dijo alguien. pienso pienso pienso
si fuese una recolectora de palabras
con las frases de los que me hablan
escribiría un libro de autoayuda
aunque no sea lo mio
porque lo mio es casi el decadentismo
intento sentirme enamorada incluso
cuando no lo estoy.pienso pienso pienso
si no estoy enamorada, ¿sobre qué
cosas voy a escribir?
me autoimpuse el naturalismo como método
de estudio para pensar en otra cosa
que no sea amor o colores brillantes
en el fondo siempre quise vivir
abajo de un puente, dedicarme a
escribir canciones que peguen
como trompadas y un novio
que les ponga melodías con su guitarra
los dichos populares nunca me llegaron
pero una vez mi tío dijo: rico no es el que
más tiene sino el que menos necesita
y eso me parece bastante cierto

30 noviembre 2013

tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / y no pasa nada

estas: muerto en mi chat / en mi corazón / en mi vida / en una página / en un rectángulo digital
pero: verde / conectado / en la música / en los colores que uso / en los verbos que elijo / en lo que quiero escribir / en la resaca / en lo que me acuerdo de la noche anterior / en varios de mis poemas / en los desencuentros / en los encuentros que fueron desencuentros / en todos los países que me nombraste / en las canciones que no me pasaste / en el viaje en el colectivo que me hace dejarte / en las cosas sin sentido / en el amor a la confusión / o en el sexo con amor / en el quiero que te quedes / en el humo de distinto sabor / en todo lo que sea verde / en acabar / en acabar / en acabar / en acabar / en relacionarlo todo con tu signo / en la cara de los otros / en los gestos de los otros / en las cuerdas de las guitarras / en todas las películas que no vimos / en dormirnos un domingo / en pensar que es la última vez / en despedirte porque es la última vez

entonces

tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / tipeo tu nombre / retroceder una página /  retroceder una página / retroceder una página / retroceder una página / retroceder una página  

28 noviembre 2013

10 points

cuando voy en la bici imagino
que estoy jugando un jueguito
en el que tengo que acelerar
cuando empieza la manzana
y frenar de la forma más
exacta posible cuando llego
a la esquina

todo tiene su puntaje
la frenada perfecta +10 puntos
mala frenada + mala palabra -10 puntos

el enemigo es el auto
molesto en doble fila
para matarlo tengo
que apuntar el misil
con la rueda delantera
y disparar con la punta
de la nariz un rayo
pixelado verde flúo
en el medio de la patente
si acierto: +10 puntos

al final del día
cuento mi puntaje
como si fueran
tickets de sacoa
que hay que canjear
lo antes posible
no entiendo a las personas que piensan
que todo lo que uno escribe es en serio

(yo lo llamo pensamiento ortodoxo)

imaginate si todo lo que está escrito fuese real

26 noviembre 2013

el autoregalo me quedo grabado
como un capítulo de twin peaks
ahora lo llevo como los colores
de mi mochila trotando el asfalto

me autopremio:
chocolates con dulce de leche
y canciones de amor en repeat

24 noviembre 2013

cosas que pensé...

después de mirar un video casero en youtube para sacarse los tatuajes:

¿donde está la dueña del trueque?
aca proponen hablar de oralidad:
"tengo mal carácter por sobre todas las cosas"
encuentro a mis amores: es la fantasía
en todo paisaje cuando levanto la vista
del papel, plano fugaz, desenfocado

capaz que sí
capaz que estoy pasiva
este es mi momento romántico
hablan de la oralidad
me piden una moneda
sigo pensando en filmar
los árboles, algo que nos
rescate de este cemento
algo, alguien

aca es donde ocurre todo o nada
pero una gran parte de sus vidas
se fluctúa entre los pasillos
de esta gente que no se entiende
y voces impersonales dicen:
somos todos comunistas

yo hago tiempo
mi cerebro queda quemado
después de la oscuridad
de la pantalla grande
viendo las operas primas
de todas las personas
a las que me gustaría
apadrinar
les daría un besito
les diría gracias

por favor
no me restrinjas

21 noviembre 2013

pensé en vos
escribí un poema
gigante tenía
como veinte carillas

lo leí y pensé
qué pelotuda
lo rompí
le tiré plasticola
hice una cartapesta
con las palabras
para una piñata
inmensa que pienso
romper a patadas

por si no te lo había dicho

dentro de una borrasca neutra no infernal no paradisiaca:

habían muchos cangrejos amarillos
en el agua y eran amigos de gatos
persas además se me apareció
la carta de los amantes todo
un desorden total como son
mis sueños en realidad o en
fantasía si lo hago dormida
o despierta o fumada o
borracha es verdad
siempre es diferente
pero lo bueno es
hacerlo no
esperar
esperar
es

morir
cortarle la cabeza al instante

14 noviembre 2013

con una gota de lavandina matar mis gérmenes internos

qué linda noche para comer manzanas sobre tu cuerpo,
que se manchen mis apuntes con el té y
salga corriendo hasta mi habitación,
y los gatos; los pastores,
enamorados como gatos,
y los gatos, serios como hombres,
con sus bigotes y sus ojos

en todos mis empapelados
estampados tus poemas 

tu cuerpo en el centro
tu cuerpo es el centro

vacía la caja del té
las ya mordidas
las sin corazón

y quiero rezar para que
tu cuerpo sea el centro

aunque ellas esten
ya mordidas
ya sin corazón 

ahora
si seguís ahí
no sigas

yo quiero ese leve desencuentro,
en ese casi
que es
por ahora
mucho más hermoso

11 noviembre 2013

daytona teenage club

08/08/13 23:30
Tengo una herida muy grande en el pulmón. Me gustaría poder contártelo, pero sé que no te importa. Me gustaría poder contarte que me voy a morir y escucharte decir: todos nos vamos a morir Sofía. Palabras acompañadas con tu cara de tupper derretido por el microhondas ¿Sabés qué? A veces mi cabeza va a mil por hora como si estuviera jugando al Daytona con cinco amigos y lo único que puedo pensar es en chocarlos a todos y hacerlos perder. Pero mi mente no es un autito chocador, mi mente no es eso. Mi mente bulle como el músculo que es entre los vacíos de una historia muy copada que no termino de entender ¿es una historia? ¿Qué convierte a algo en una historia?
Historia no soy yo.
Yo no soy eso. Historia es pasado. Y pasado para mi no existe. Pasado ya paso. Pero historia también es presente. Mientras esté escribiendo es presente. Voy a seguir escribiendote por siempre, para poder contarte todo lo que no me animo, todo lo que no querés escuchar, todo lo que no te importa. Para eso escribo. Y si me encuentran ahí en los fichines, y si me ven, voy a responder que juego al Daytona para poder escribir. No les voy a decir, obviamente, que choqué a todos mis amigos para poder narrartelo a vos. Nadie se va a enterar. Que yo juegue al Daytona es, por ahora, nuestro secreto. Aunque no me importa que a vos no te importe, es nuestro secreto. Entonces, mientras existan secretos para ser develados habrá historia. Pero siempre habrá, por suerte, más secretos.

fragmento de mi diario y el caos


algunosdíasdejuliodedosmiltrece

La mitad del cuerpo me llora y la otra mitad no entiende por qué. Parece que no va a parar, por lo menos hoy. No va a parar el no-me-entiendo. Toqué cualquier cosa y ahora estoy escribiendo en el centro de la hoja. El orden está en otro lado y  es una excusa eso de la fragmentación. Siempre hay una parte de mi que se entiende con ella, se desentiende de su lado, y la contraria juega. Respondo a un realismo figural, pero es lúdico, insondable. No tenés que entenderlo como algo malo a eso del juego, es algo didáctico, es como que aprendo divirtiéndome, todo a la vez. Aparte lo dijo A.: la risa es buena para el entendimiento (mentira, me parece que no dijo nada). Pero tampoco sé si es que existe eso a lo que llaman “malo”. Y todo esto lo tenés que tomar con total seriedad. No estoy hablando de mi carácter fragmentario, estoy hablando de que juego con el juego. ¿Entendes? Soy anular, pero no hay hilo de Ariadna para mi. Tengo que descubrir como llegar a mi centro. La parte que une las partes. El nudo rítmico del que hablaba Mallarmé. En la búsqueda, a veces aprieto todos los botones: primero el rojo, porque es el que más me llama la atención, después el amarillo, azul, verde, y pará de contar; nunca nos salimos de los colores primarios. Para mi que la respuesta está en otro lado, pero… ¿Cómo se hace para jugar sin salirse de los colores primarios? Si alguien lo invento, todavía no puedo llegar al centro. Que alguien le avise a ese alguien, por favor, que todavía no puedo llegar al centro. Es como que estoy hablando de pasar niveles, pero creo que no estoy hablando de eso. No estoy hablando de que soy un video-juego, estoy hablando de que estoy automatizada. Ahora, quiero cambiar de tema y no sé como.

Quiero salir de esto, pero no puedo, porque estoy como automatizada. Tengo la sensación de estar explicando los por qués. Quiero hablar de todo lo que me salga. Aunque tengo el recuerdo latente de tu critica a mi automatismo. Pero claro, ¿de qué otra cosa voy a hablar? Me acuerdo de que una vez nos tomamos mil cervezas mientras me contabas que para escribir, era importante usar una grabadora, meterle mil sonidos adentro que decodificaran el pensamiento. Me hablabas de lo instantáneo, me hablaste de una inspiración divina que yo desconfié. "No puede ser", pensé, "mirá que alguien va a escribir así y nada más". Perdón, yo no creo en Platón. Todo eso capaz que pasó porque, después de las cervezas, abriste el vino de las visitas e intentaste besarme. Yo estaba enojada y te corrí la cara. No sé por qué estaba enojada, pero seguro que tenía razón.  A veces mi pensamiento es tan poético que lo tengo que callar. Quiero contar las cosas como son, como fueron. Pero mejor dejarlo ahí. Ahora quiero parar de recordar. No tiene sentido. Voy a parar por ahora. Voy a pararme. Voy a decirme que ya puedo parar de buscar, por hoy. Mañana vuelvo, o no vuelvo.


***

Bueno, volví ¿Tendría que comenzar por caracterizarme? No es necesario, no. A mi ya no me interesan las presentaciones. Las formas de enunciación. Los rulos de tu artificio. Nada de eso es real en tu materia. Ni en lo que somos esencialmente. Ni en el prisma de nuestras carencias. Pareciera que hablamos, sí, pero no decimos nada. No podemos presentarnos realmente. No podemos hablar de nosotros. Ni de la luz. Ni de todo lo que no experimentamos. ¿Escuchas? Ahora suenan otra vez nuestras palabras trilladas cuando observamos procesos de los que no queremos ser parte. Da igual la mesura. La musicalidad de las palabras. Solo quiero someterte a mi humo y a mi cariño asexuado. Me da igual que te vayas. Yo solo quiero la reminiscencia, lo que no puedo sostener con las manos. Eso de lo que no me siento capaz de hablar. No me hagas enojar con tus verdades. Yo quiero encontrar mi verdad en todo lo que no puedo sostener con las manos. No quiero tu interpretación servida, no me sirve, apenas puedo fagocitar lo externo. No necesito un guía. Necesito descansar en todo lo que no puedo sostener con las manos.

03 noviembre 2013

que no nos dé pudor haber querido

A Matías.


 no me acuerdo si existió un acuerdo para que nos conocieramos,

pero si es que hay momentos para todo
solo puedo usar mi mente ahora para
rehilvanar tus palabras en mi, tus palabras
como azúcar y limón y una brisa fresca
estaba húmeda de tanto mar en mi piel
y todo eso te sustraía en mi lugar
cotidiano.

porque no puedo recordar lo triste
aparte, a vos tampoco te gustaría.
sabes? te escribí otro poema
pero lo tuve que borrar,
porque no era del todo sincero
y porque no hablaba de nosotros.

una vez me dijiste:
"me gusta esto que
estamos
construyendo
es suuuave
delicado
y lo quiero cuidar
sabes?
cuidame mucho
porque yo te cuido"

pero cómo me cuesta decodificarte
con las pocas letras que tiene el abecedario
¿cómo se decodifica a una persona?
preferiría poder hablar de vos con un
dibujo

con tantos trazos como sea posible,
quiero dibujar esta explicación:

una vez se creó un humano
como vos
que nace con una llama intermitente
por dentro,
es casi como un fuego pero
más espeso
y corroe como el magma indivisible,
pero invisiblemente.

vos naciste así,
con una propulsión
que es caótica
solo para este mundo
hecho de materia
¿pero cómo encauzar
esa fuerza latente
que se manifiesta
creciente?
algunos llaman al arte,
y otros hacen del arte
un llamado

y el llamado era tu flexión.

te vi, o
me pareció verte en sueños.
andabas con un gin en la mano
tan azul con tantas hierbas por dentro,
y tu cuerpo suspiraba y se resistía,
y tu voz hablaba un idioma que
no conozco sobre mi perfume
que era para vos, y yo asentí
con una caricia y después
te critiqué el chakra sexual
y te reíste, porque en el fondo sabías
que querías hacerle el amor a todas.

todo esto sabes que fue real
y sabes que fue un sueño.
te inmortalicé
en un tema con ritmo,
en una fiesta,
en los mil cigarrillos
que nos fumamos,
en unas fotos,
en los árboles,
en un poema que tiene palabras
pero no música.

otra noche me dijiste:
"si lo hacemos,
no me dejes solo".
perdón, no pude.
ahora entiendo,
era esa misma propulsión.
a veces lograbas dejarla salir;
pero cuando estaba adentro,
te dejaba llagas, de colores
amarillo, naranja, rojo.
el color de tu dolor.
el color de tu flexión
el llamado a tu conjugación.

y ahora cómo hago para
pasar todos los días
por peña y la rioja
no viendo todo tan
inexplicablemente azul

ya solo veo remolimos.
tu encauce infinito
se volvió vórtice,
al que quiero abrazar
sin brazos,
al que quiero besar
sin labios,
porque permanece en
vida tu conjugación
que brinda y recolecta
atrae y expulsa.
no es un recuerdo,
es memoria sensorial
infinita en un tiempo
sin tiempo.



16 octubre 2013

cuando tengo que buscar

Estuve buscando tu recuerdo por toda la casa
estuve buscándolo en los baúles y los roperos.
estuve haciendo de la búsqueda una aventura,
y del silencio de la aventura, un artificio color
sol.


Me quedé inmóvil frente a las naranjas recién inventadas de una miel cítrica, mientras escuché que algo me susurraba que las use como ofrenda. En la cocina, los animales no paraban de entrar por las ventanas, así que tuve que buscar un mejor lugar para esconderlas. Ellas, las naranjas, acurrucadas en mi vestido, parecían desarmarse con cada paso que daba. Me puse inquieta, porque todos los escondites que siempre usaba se movían de lugar con el tic tac del reloj. Parecía que se me reían, abierta y monstruosamente en la cara. "No importa", pensé, "nadie las va a encontrar en el jardín delantero". Así que fui hasta el jardín más recortado de la casa, con las naranjas acurrucadas en mi vestido, ya casi desechas. Pero los animales habían descubierto también la parte delantera, y no paraban de entrar por las ventanas; ya entraban por todos lados, por las ventanas, por las puertas, y alguien me dijo que por el techo. No sé de dónde venían tantos animales, pero los veía avanzar como dibujando la rosa de los vientos hacia su centro. Tampoco sé como es que hacían para entrar todos y cada vez más en una casa tan chica. Me los imaginé amontonados, jugando con sus cuerpos al tetrix, y la construcción inflándose como una nube brillante y rellena. "Va a explotar", le dije a nadie, observando todo lo que pasaba desde el jardín. Tiré lo que quedaba de las naranjas, mi vestido abrazado a los cítricos y la miel. Y me pregunté por qué siempre guardamos las cosas invisibles en lugares visibles. Me fui, sin el tesoro y sin tu recuerdo. 

30 septiembre 2013

esto es real

Hace como cuatro días que llueve sin parar
y todos se quejan. Todos siempre se quejan
del clima, qué perdida de tiempo.
Como si no tuvieran un registro temporal
de los años anteriores en esta misma época.

Señores marplatenses:
en septiembre nunca estuvo cálido.

Tengo perfecta memoria del clima
en mi cabeza, pero primero en mi cuerpo.
Sé cuando tengo que estar abrigada
y sé cuando van a caer bolas de fuego.
Ahora ¿por qué solo tengo acceso
a ese tipo de memoria?
Yo qué sé, primero culpo al porro
y después al azúcar.

Hoy leí un articulo sobre el azúcar
que decía que causa desordenes en la memoria,
claro, entre mil ochocientas cosas más.

Pero al margen de esto,
no tengo memoria.
o lo que es peor,
tengo memoria
en alguna parte del cerebro
a la cual no tengo acceso.
Lo que me hace pensar que
mi cabeza funciona como
la caja de Eckhardt
aunque por supuesto
mal ensamblada.

Solo espero que el día en el que pueda acceder
a ella, no me encuentre con contraseñas viejas,
formulas matemáticas o el himno a Sarmiento.
Espero que mi cerebro no haya memorizado datos inservibles.
Espero que mi cerebro tenga una papelera de reciclaje que se autogestione.
Espero poder acordarme de todo esto.

Hoy es el cumpleaños de mi abuela y hace mucho escribí esto:

Cada día me hago más adicta al café y a la poesía barata.

A veces me invaden las ganas de llamarla para pedirle alguna receta, pero recuerdo que está muerta y se me van las ganas de cocinar.
Hablemos de superaciones: cuando antes me creía una experta, ahora sé que no lo soy del todo. Me llevo un año borrar las fotos de mi ex de la computadora. Hoy todavía me rehuso a borrar algunos poemas escritos en word. Entonces pienso que borrar con liquit paper a las personas del mapa de tu vida muchas veces sirve, sí, pero la mayoría no. 

31 agosto 2013

aries en mi

estoy enamorada de un dios
que se multiplica en los espejos
no puedo más que aliviarme al
sentir su poder sobre mi
cuando junta del piso el vidrio
la noche después del vino
para volver a armar mi cuerpo
roto en el hábito de los amantes

como fué la primera vez
como si mi eje no se hubiese movido
en el momento en el que pactaste
adentro mio

entonces mi dios piensa
que es increíble como el tiempo
en una hora me define
y si la abstracción está
hecha de tiempo
las abstracciones rellenan
mis filamentos

son conductos eléctricos
nada me define salvo
el elemento

el movimiento pendular en el tiempo




02 agosto 2013

mi primo

La familia es ese complejo sistema planetario cuyos filamentos son indivisibles.


Estaba en la costa de algún lugar de Amalfi; estaba usando un auto que no era mio; estaba persiguiendo a alguien que en sus huellas confusas me dio a entender que iba a cometer una locura ¿Por qué no hacerlo en otro lugar? Estaba ahí para frenar algo, que se esfumo con la brisa sutil y mis ensueños de agua cristalina. Eso no era lo que el destino tenía guardado para mi. Estaba sumida en la emoción frenética de mi misión, cuando alguien vino de la nada y me estrecho en sus brazos. Ahí entendí todo, lo miré y supe quien era. No hacía falta que dijera nada. Era mi primo, el que nunca conocí. Tenía los ojos claros de mi abuelo, la nariz punteada, el pelo lacio y rubio. Lo miré fugazmente y supe lo que iba a decir. No lloramos, nos reímos a carcajadas. Me dijo que hacía rato que me estaba buscando, que se había sentido tentado de mover montañas y mares. Estuve en la cama un cuarto de hora llorando. Uno llora de alegría o de tristeza. Pero yo no sé por qué lloré tanto.

Como si contuviera todo un océano adentro mio; y el agua simplemente estuviera buscando una vertiente. Sé que tengo un tío que no conozco. No lo conozco porque a veces la vida se encarga de alojarnos en distintos universos, aunque por otro lado la respiración de los estrellas formen constelaciones que parecen rozarse. Entonces a los que nos toca estar juntos, por razones extrañas, nos agrupamos en esos sistemas que inhalan y exhalan sincronicamente. De esa sincronía también emerge el caos, pero ese es un tema aparte.

Hace muchos años mi abuela me contó que su marido la había engañado por mucho tiempo. Un día cualquiera descubrió una carta de la otra mujer, en la que le agradecía por una cadenita de oro. Además le mandaba una foto del hijo que habían tenido, Daniel. No me quise imaginar el golpe helado y violento del hallazgo. Mi mamá solo tenía ocho meses. Contadas veces esto fue un tema de conversación. Debe ser hereditario esto de evitar hablar acerca de lo que nos duele.

Tardamos muy poco en olvidarnos de las heridas. Es como un mecanismo de autodefensa. Todo está ahí, debajo de la piel. Si elegís cortar, no sabes con que clase de recuerdos te podes encontrar.

Pero mi primo también está ahí, esperando que alguien ofrende su tierra para poder finalmente unir el puente.


20 julio 2013

fragmentos de otra cotidiana que no soy

Quería decirte que ojalá te vayas a dar una vuelta en bici por la galaxia y no regreses nunca.

Hoy volví a usar la bici roja. Recuerdo que la última vez que la usé, hacia un par de días que te habías ido a Brasil. Yo estaba en uno de esos trances, que parecía que me iba a dar una vuelta de 180°, mirarme al espejo y saludarme multiforme. Entonces, agarré la bici y pedalee hasta el mar. En el camino casi me mato. Siempre que estaba arriba de esa bicicleta contemplaba un suicidio seguro. Pero no había intención suicida, solo quería un poco de aire. Sin frenos, propensa a las espesas bajadas de mogotes, pero más propensa a  terminar con mi emoción sumergida en un fango crepuscular. Todos los lugares comunes parecían tan eternos, las luces del semáforo, las bocinas, el aire caliente de diciembre, las voces como susurros de la plaza, el asfalto abrazando las ruedas. La única que estaba fuera de suspensión era yo, corría a mil kilómetros por hora alrededor del perímetro circular de mi cabeza. No sé como no me prendí fuego. Cuando logré retornar a casa el sol había caído, fumé treinta cigarrillos y bailé un popurrí incoherente. También hable con todos. Con algunos, cosas triviales. Con otros, la incomprensión. Le dije a Florencia: quiero gritar, llorar e irme a México; en ese orden. Todavía no había agotado mis energías. Quería salir y era lunes. Ya no me acuerdo más. Solo esa sensación tácita de lo que nunca acontece. 
Por suerte la bici hoy tenía frenos, al igual que mis pensamientos. El orden.

14 julio 2013

estar rodeada

Menos mal que estoy rodeada de plantas. Al lado mio hay una taza que parece ramificarse en verde, flores lilas con una pizca de amarillo. La taza la compro mi mamá junto con otras tazas un día antes de mi cumpleaños. También compro otras cosas, pero eso fue lo más significativo. Quiero seguir hablando de cosas significativas, seguir hablando de las plantas, porque estoy rodeada de ellas. Mi mamá se encarga de que en la casa haya muchas plantas, sobre todo afuera, también macetas apoyadas en los ventanales. Generalmente en los ventanales hay cactus y crasas, junto con alguna planta caduca que suele morirse antes de que cambie la estación. Después en el jardín, que a veces parece una selva, hay todo tipo de plantas, pero las que tienen más protagonismo son el jazmín (jasminum fruticans), la photinia y el limonero; los dos primeros por su prominencia selvática. Cuando miro las plantas no me siento tan sola. Por suerte también hay plantas adentro, menos en el baño. Me gustaría tener plantas en el baño, pero para eso habría que desterrar la moda arquitectónica de los baños con extractores y sin ventanas. Las plantas no sobreviven a los baños sin respiración real. Se ponen tristes y la respiración lo es todo. Yo no tengo tanta mano para las plantas como mi mamá. El año pasado fui a una charla sobre el cuidado del bonsai, quedé fascinada con el crecimiento de sus raíces. Cortárselas es todo un arte, el arte de la paciencia dice la filosofía oriental. Entonces me propuse experimentar con un bonsai que le regalaron a mi mamá hace años, según mis cálculos era momento de cortarle las raíces. Pero nunca lo hice, no me atreví, creo que ahí se atasco todo. Tenía mi oportunidad para aprender a cortar raíces y no la supe aprovechar.
Y ahora estamos en invierno, adentro y afuera.

13 julio 2013

cualesquiera

Puedo tomarme
un ratito para
reirme de todo
desde afuera
hacia adentro
porque ahora
soy un bicho
más o pareciera
que lo soy pero
la realidad es
que si estoy
segura de algo
es de estar
simulando hacer
las cosas en mi
contra cuando
además soy una
desafilada y
aunque eso
-a veces-
sea hermoso
sin humedad
mi poema se
hizo chiquito
y entonces yo
ya acabé
con todos.

21 junio 2013

Violeta brillando

Ella tenía un costurero inmenso en forma de corazón donde guardaba los hilos de bordar, las fotos carnet de sus nietos y unas agujas inmensas que siempre le pinchaban los recuerdos. Adentro y afuera del costurero había un par de historietas que atrapaba con agilidad la punta de su dedal. Pero su corazón, al igual que su costurero, estaba lleno de ese amor blanco colmado de suaves y amargas preocupaciones de abuela. Su casa aureolada de santos y juegos de té heredados de casamientos familiares antaños, te sustraía a una atmósfera de coquetería, perfumada no cualquiera. Porque sagrado el té de rosa mosqueta de desayuno, y con cedrón después de cada comida. Aunque el mate, como estampita al lado de la máquina de coser, para acompañar el paso de las horas, pero más con una sonrisa a quien en compañía le cebara uno. Romper su práctica era levantarse para discar en su teléfono rojo los números, que borroneados del hábito religioso de ser discados, llamaban a la casa de sus dos perlas mejor labradas, sus hijos. Acto que le permitía apreciar por la ventana de cortinas traslúcidas, si en su jardín aún permanecían a salvo sus malvones y alegrías del hogar del perro del vecino. 
Los nietos saben que no era solo eso, que entrar en su casa era el nacarado desafío de los pequeños aunque grandes piratas. Encontraban tesoros de toda clase, porque siempre habían tesoros: cuerpos de fotos con ropas pomposas en blanco y negro, botones de oro, cajitas musicales, billetes viejos, caramelos, perfumes y jabones tallados, cartas de amor, suspiros, novelas eróticas. Por ultimo la celebración, saltar todos juntos, aún con los diminutos zapatos de charol puestos, sobre su cama de terciopelo violeta. Si se quedaban a dormir, compartían sueños profundos donde la espesura de las rosaledas y siemprevivas los invitaban a jugar a las escondidas.

15 junio 2013

algunos, somos seres superpoblados e indecorosos

¿Qué sería lo indecoroso? Después de poder palpar todos los marcos de lo inacabado, siento que me vuelvo pálida de sensación y cualquier siguiente escena podría: a) forzar mi elocución hasta el hartazgo; o b) no importarme por completo. Aunque hay que destacar que cualquier cuerpo de verano, si quisiera, me podría arrastrar como lo hace el mar con las algas y envolverme en el silencio de lo conocido. En ese caso no habría vientos que cortaran la piel de las nínfulas, sino que se traducirían en aterciopeladas caricias.  Entonces yo, tranquila en el devenir de las suavidades, podría dar libertad a la vieja mariposa de hiel que, enjaulada, vive en mi.
A pesar de que sabemos que no hay verano sin marcas, no habrían expectativas que no se llenasen sumergiendose en todo lo que duerme en el interior del cuadro; y el mundo de su materialidad podría mezclarse hasta imitar la plasmada cosmografía del juego del niño. Porque hay niños, porque los niños son necesarios en la decoración de lo inacabado. Por eso sabemos que se puede tomar el té con los niños y rellenar las teteras con sus juegos en cualquier balcón de un sueño soñado en un círculo polar, con el pintalabios corrido y un artilugio que obre como llamamiento. Obras de pies y manos colgadas con imanes en las heladeras de las madres, otro punto para abrir la puerta que lleva al laberinto del sentimiento.
Pero por favor, abramos las puertas como abrimos la boca que despliega el juego y antes, el llamamiento. Sí, hoy podemos decir que abrir puertas es la significación de la condecoración, pero nunca será el hecho que pinte las acciones con palabras, mucho menos las palabras con acciones, y con esto: un bramido de sol a sol. El grito de la loca que afirma que su universo pictorico es un cuadro con la luz que lo atraviesa en cada uno de sus vértices. Un grito que actua como la verdad desdoblada cuando dice que todo lo indecoroso es, al fin y al cabo, ser presa de su propio deseo

insaciable

¡!

07 junio 2013

suposiciones

si se le ocurriese volver a llamarme -con el motivo de proporcionarse una de sus clásicas sobredosis de ego-, estoy segura de que accedería
no por enamorada
sino por idiota

pero prefiero atragantarme con las peonías que nadan en mi florero antes que responder al estatismo this is what makes us girls.

maldiciones familiares

en el devenir de los manuales de instrucciones
todo tendría que ser menos ruidoso
o con ese xilofón suave que suena en
las películas para representar las escenas
de padres e hijos

pero la lengua de todas las maldiciones familiares
dice otra cosa
entonces hay golpes repetidos en el silencio
de las noches de los padres ausentes
y manos de los presentes que tiran
hacia abajo el enmarañado nudo
del pubescente

cuando lo que no debería olvidarse
es lo más olvidado

esto lo supe de una compañera
que en cualquier ánimo
deslizó esos pasajes enfundados de
alegorías en mi mente
y que resonaron cabizbajos como
todo lo que uno llora en intentos
erratas

de ese modo concluyó que la importancia radicaba en
despoblarse de las herencias malditas

24 mayo 2013

Estados alterados I

Si es que existe el éxito, estoy segura de que todos manejan el significado equivocado.

Noté que perduraban los jazmines en mi piel mientras que en cada intervalo del semáforo se fugaba una canción (entonces ¿cuántas intenciones se pueden evaporar en un silencio?). Enraizada solo a diez centímetros por debajo de la tierra, dirigí miradas de agobio dentro del colectivo. No me sentía bien en ningún lugar, por la misma sensacion de estar tironeando de mis raíces, pero hoy... Hoy son estables ¿Y el entorno? Eso es otra cosa.

Una vez me dijeron que uno ve lo externo como se ve a sí mismode esta forma pienso que soy una observadora incansable, pero no se confunda, por favor, con enjuiciosa. Aunque podría descartar completamente mis observaciones en estado alterado, y con esto quiero decir: droga. 
Acabo de exclamar "¡Últimamente tengo que drogarme mucho para estar bien!". No hay paradojas en esto, no hay mensajes ocultos, estoy bajo el paradigma de saber lo que significa estar bien. Toda esta oscilación es producto de quien sabe que irrisorias formas. Entonces enciendo un cigarrillo, me gusta, lo detesto, lo apago, me arrepiento, lo vuelvo a encender. Entiendase de lo que estoy hablando:

Efectos adversos
 Su uso excesivo, además de cronificar el dolor, puede producir alzas de presión arterial, vasculitis en los dedos, que se ponen azulados, depresión, falta de concentración y de memoria, trastornos de sueño, palpitaciones, e incluso riesgo de accidente vascular e infartos

Además, debería aclarar las ganas de salir corriendo que te nacen de no-se-donde. Tuve que cerciorarme de no ser la única desequilibrada ante esto, así que le pregunté a otras personas que la consumían sobre más efectos adversos:
-Incapacidad para terminar una acción.
-Invasión de pesimismo.
-Tristeza profunda.
-Vacío existencial.
-Ansiedad sexual.
-Insatisfacción general.

pogo