30 mayo 2010

29 mayo 2010

19 mayo 2010

Gracias a Dios existis vos!

Hay veces que me queda un poco de ese polvito que dá suerte, guardado en mis bolsillos. Y agradezco, humildemente.

pogo